Prensa / Media


La presencia de Camps i Cia. en los medios – Camps i Cia.’s exposure in the media



Jornadas de protección jurídica de los animales y del medio ambiente, 9-10 noviembre 2018, Fuerteventura https://www.yohabloporti.com


Pía Peñagarikano, Directora de Cope Fuerteventura, me entrevistó con ocasión de las Jornadas de protección jurídica de los animales en nov. 2018. Hablamos sobre herramientas contra el maltrato animal y su percepción como delito que es. https://www.facebook.com/CopeFtva/videos/496526534183387/

https://www.facebook.com/CopeFtva/videos/496526534183387/ 


I Jornadas felinas Marina Baixa, 16 nov. 2018, l’Alfàs del Pi, @ Appa Lalfas Del Pi 

Cobertura en prensa de idioma alemán (Costa Blanca Nachrichten) sobre las I Jornadas felinas Marina Baixa, una actividad formativa organizada por la asociación Appa L’Alfàs del Pi en nov. 2018: ”Entre las ponentes, Vanessa Pareja, la presidenta de Appa, un veterinario y una abogada especializada en Bienestar animal que hablará sobre la normativa y la atención a las colonias felinas que a veces varía tanto… Según Mercedes Camps Herrero, l’Alfàs del Pi es una población moderna a este respecto y tiene un proyecto CER para cuidar a los gatos y no es el mismo caso en poblaciones cercanas. Un punto que quiero subrayar que los gatos callejeros no son animales salvajes sino animales domésticos que merecen la protección adecuada”.



¿Qué debe hacer el propietario de un animal doméstico con su cadáver cuando este fallece? mi artículo publicado en “Patrulla Animal” de DeAnimals en eldiario.es, Región de Murcia, marzo 2019.

Esta sección es una vía amena para que propietarios de mascotas y responsables públicos aprendan sobre derechos y obligaciones respecto de los animales. https://www.eldiario.es/murcia/patrulla-animal/propietario-animal-domestico-cadaver-fallece_6_880221983.html

¿Las mascotas son residuos del hogar?

En el doloroso momento de la muerte de una mascota hay que plantearse las obligaciones legales, como la prohibición de abandonar los cadáveres, y las opciones disponibles (incineración o enterramiento) que varían según el lugar en que nos encontremos.

Todo propietario de un animal en España está obligado, entre otros, a asumir todos los costes derivados de su relación con el animal como los de su destrucción; a comunicar a las Administraciones Públicas los datos de nacimiento y muerte; y además a eliminar o destruir el cadáver en la forma y las condiciones aplicables a cada caso. La normativa sobre residuos prohíbe “abandonar a los animales que tengan bajo su responsabilidad, o sus cadáveres”.

Los animales domésticos muertos pertenecen a una categoría especial de residuo doméstico, junto a los vehículos abandonados. Su poseedor inicial debe dar la información necesaria a la entidad local, mantener los restos almacenados en condiciones adecuadas de higiene y seguridad y entregarlos para su tratamiento según las ordenanzas locales. Los costes de la gestión de los residuos corren a cargo de aquel poseedor inicial, es decir, el propietario del animal. 

Entre los servicios que ha de prestar todo municipio en España está la “Recogida de residuos” y en aquellos con una población superior a 5.000 habitantes, el “Tratamiento de residuos”, servicio que en poblaciones menores es prestado por una Mancomunidad o una Diputación provincial. Según la normativa de residuos, las entidades locales o diputaciones forales tienen el servicio obligatorio de “recogida, transporte y tratamiento de residuos domésticos generados en los hogares y comercios” que podrá ser prestado de forma independiente o asociada. 

Por lo tanto habrá que estar a las disposiciones municipales al respecto: como muestra, Madrid prohíbe al propietario abandonar, enterrar o incinerar el cadaver de cualquier animal y tiene un servicio gratuito de recogida para particulares; mientras que Cartagena presta un servicio público de recogida, cremación y conservación de cenizas con tarifas entre 13€-209€, englobado en el Servicio de Control Animal municipal.

El incumplimiento de las condiciones de entrega o el abandono, vertido o eliminación incontrolados de residuos no peligrosos son infracciones graves con sanción de 900-45.000€ que puede alcanzar 300.000€ para residuos peligrosos.

El propietario de un animal, aún considerado bien mueble en España, también lo es de sus restos. El veterinario que ha certificado su muerte hará por preservar el cuerpo hasta obtener el parecer del propietario quien puede necesitar una necropsia para determinar la causa de la muerte. Ahora bien, en caso de peligro de transmisión de enfermedad a personas u otros animales o enfermedad de especial virulencia o gravedad, el veterinario está autorizado para actuar ante el posible riesgo para la salud pública o el medio ambiente. 

La muerte de un animal de compañía, salvo por sacrificio, conlleva que sus restos se eliminen mediante incineración o coincineración. El coste de la incineración grupal empieza en 25€ mientras que la individual puede superar los 300€. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación recoge en su web más de 150 plantas de incineración y coincineración autorizadas para el tratamiento de “sandach” (acrónimo de subproductos de origen animal no destinados al consumo humano), categoría a la que pertenecen los cadáveres de animales de compañía. La plantas de baja capacidad son aquellas utilizadas para procesar dichos restos que han de quedar completamente reducidos a cenizas.

Igualmente en la Unión Europea (UE) cabe la eliminación mediante enterramiento de animales de compañía, incluidos los équidos, con autorización de una administración competente, siempre y cuando animales carnívoros u omnívoros no puedan acceder a los restos; se realice en un vertedero autorizado o en otro emplazamiento que no ponga en peligro la salud humana; mediante métodos que no dañen el medio ambiente y no supongan riesgo alguno para agua, aire, suelo, plantas y animales o por el ruido o los olores. El Estado de las autonomías en que vivimos implica la necesidad de indagar sobre la regulación autonómica y la ordenanza local aplicables. Como ejemplos, Galicia permite desde 2016 el enterramiento de animales de compañía en propiedad particular; Asturias prohíbe el enterramiento de animales muertos en pastos, con excepción sobre zona remota o inaccesible para recogida; los ayuntamientos de Castilla y León deben habilitar lugares para el enterramiento de los cadáveres; y en la Región de Murcia cabe el enterramiento con autorización de la entidad local, cuyo desarrollo estará contenido en el futuro reglamento ahora en fase de alegaciones. 

Algunos países de la UE como Bélgica, Francia o Reino Unido permiten el enterramiento en un campo particular. Poco conocido es el “équarrissage”, un método de transformación industrial, para algunos barbárico, mediante el que los restos de animales, en Francia los de compañía de más de 40 kg., se convierten en material combustible, compost o grasas de alimentación animal. 

Un sector en auge en España son los cementerios de animales, algunos con un servicio completo de recogida, incineración y fosa para el enterramiento (este último con coste entre 130-5.000 €). El cementerio-crematorio de Montserrat, cercano a València, ofrece un depósito de urnas para las cenizas tanto de mascotas como de propietarios.



I Jornada Felina de la provincia de Castellón, 5 oct. 2019, Castelló de la Plana

https://www.huellascallejeras.com/eventos/i-jornada-felina-de-castellon/


Jornadas Felinas Andaluzas, 6 mayo 2020



FdCats, 10 mayo 2020

https://www.fdcats.com/abandonados-gestion-de-colonias-felinas-y-contratacion-publica-15-errores-comunes/